lunes, 20 de octubre de 2014

LA MAGIA NEGRA ESTÁ DE MODA

Desde hace algún tiempo quería escribir acerca de la magia negra en nuestra sociedad actual, ya que he podido vivir en mis carnes como la gente se dedica a hacer magia negra a diestro y siniestro sin pensar en las consecuencias y claro, la hacen de una forma chapucera. Parece que con la situación actual que tenemos de crisis, de que no hay trabajo, las envidias se incrementan. Y en vez de esforzarnos nosotros en mejorar parece que es más fácil fastidiar al prójimo comprando un manual de magia negra de chichinabo y lo peor es que estos supuestos brujos chapuceros, hacen los hechizos como si se tratara de un bizcocho sin entender los fundamentos de la magia.



No puedo llegar a entender como las personas de a pie pueden hacer muñecos voodoo, amarres, y otro tipo de prácticas nada ortodoxas sin el menor remordimiento y sin pensar que está hecho y nada mas puede pasar, como si en la magia no existieran consecuencias como en la propia vida. Pues bien, cuando haces un hechizo chapucero lo mejor que te puede pasar es que no funcione, porque cuando realizamos un acto mágico la energía que mandamos vuelve a nosotros como un boomerang, y aunque hemos dicho mil veces que la magia no tiene color, y que depende de las intenciones del mago/brujo. En la magia negra las energías que se trabajan son demasiado densas y estas energías mas tarde o temprano explotan literalmente en la cara del emisor. Si vamos sumando trabajito, tras trabajito, tras trabajito no es de extrañar que las cosas a ese hechicero chapucero le empiecen a salir fatal como por ejemplo que se quede sin trabajo, se le muera el perro, que algún ser querido contraiga una horrible enfermedad... parece que lo estoy poniendo todo muy drástico pero he visto como personas que han hecho "magia" negra sin sentido han tenido consecuencias así.

Existe otro tipo de magia negra, aquella que encontramos en internet o en libros de religiones africanistas, o afroamericanas como son el voodoo, la santería entre muchas otras. Para hacer hechizos de voodoo, santeria y de alguna rama africana, según tengo entendido, hay que hacerlo si se está iniciado en la tradición o bautizado en la religión ya que en algunas de estas ramas puede ser considerado como una "falta de respeto" hacia las divinidades o espíritus. Así que igual el hechizo funciona pero luego te hacen la gracia y te la cuelan por detrás con un efecto maravilloso en tu vida. Hay que tener en cuenta, que en muchas de las tradiciones brujeriles de todo el mundo se trabaja con espíritus de la naturaleza, elementales, divinidades... y hay que respetarlas y honralas como es debido. En el caso mio partícular, las divnidades no son un pozo de los deseos donde echas una moneda y te toca la loteria... en algunas ocasiones puedan que si te concedan lo que pides o puede que no, las divinidades son un tema complejo y a parte. Si trabajamos con elementales, o con seres de otros planos pues hay que respetarlos y honrarlos porque la mayoría no están para cumplir nuestros deseos egoístas.




El caso de los amarres es un tema que está muy de moda sobre todo entre las mujeres que ansían encontrar el amor de su vida, o un hombre millonario para sacarlas de sus desgracias. Estoy totalmente en contra de los amarres, porque obligar a otra persona a estar contigo sin que esta te quiera me parece poco ético, además de que se fuerza la voluntad de otra persona. Cuando se hace un amarre al principio que todo va bien viento en popa, pero al cabo del tiempo el amarre se suele convertir en obsesión por parte de la persona que ha sido amarrada y llegar a tener un comportamiento acosador. Las personas amarradas están obsesionadas todo el tiempo con las personas que le hicieron el amarre, y harían cualquier cosas por estar con esa persona además de que su personalidad cambia totalmente y hace cosas sin saber porque las hace. Y personalmente, creo que la persona que sufre el amarre no se merece una cosa así por el capricho (porque casi todos los amarres son caprichos) de una persona egoísta. Y por supuesto cuando se rompe el amarre, y mas si lo han hecho los hechiceros chapuceros tienen consecuencias muy desastrosas para ellos, porque toda esa energía que ha estado amarrando y suprimiendo la voluntad de la persona amarrada explota y vuelve a su origen.


La conclusión es que no hagáis magia negra, aunque he de admitir que hay personas que se lo merecen. Pero si se hace magia negra, hay que ser consecuentes que tiene su coste o su devolución energética y tenemos que aceptarlo sin rechistar. Desde mi punto de vista, es mejor usar la magia para cosas positivas en uno mismo o en los demás, porque esa energía vuelve a nosotros con ese sentimiento e intencionalidad. Así que si estais empezando absteneros de usar hechizos chapuceros de libros de chichinabo y si lo hacéis espero que no os salga bien... en el mundo de la magia hay que empezar por los cimientos no por el tejado.

1 comentario:

Ivana Luna Videla dijo...

Hola Arabela,
Te sigo desde hace mucho tiempo. Tu me ayudaste en mis primeros pasos con el tarot. No se si te acuerdas. Ahora estoy metida en Quaeria, una escuela de magia, por llamarlo de algún modo.
Te sigo leyendo. Un saludo y gracias por continuar por aqui.