martes, 10 de mayo de 2011

ARITMOLOGÍA (Parte II)

Estudio del Nombre

El Universo y todos sus componentes vibran y los números son los encargados de las notas musicales para la gran sinfonía universal.

La onomancia, el estudio de las letras y la artirmomancia está muy ligada la una con la otra en el estudio de la persona. Existen diferentes variantes en el estudio del nombre y de la fecha de nacimiento, pues sus orígenes se tornan a la civilización egipcia. Los hebreos fueron los encargados de simplificar, debido a la fonética a las 22 letras, encontrando así el “cuadrado hebreo”.  Gracias a los griegos y a los romanos, conocemos los cuadros que usamos actualmente.

Antes de continuar, hago una mención importante: podemos calcular nuestros números a partir de las tablas adaptadas a nuestra lengua o por el paso de cada letra de nuestro nombre a su correspondiente letra hebrea. Sobre todo los árabes, usaban en la Antigüedad el cuadrado hebreo.

Analizando el nombre de una persona podemos conocer su personalidad, carácter y la forma de expresarse al mundo. En cambio, la fecha de nacimiento, es conocido como el número kármico, y es el responsable de marcar el destino del individuo.
Debido a esto, desde tiempos inmemoriales ha sido muy importante el conocimiento de los números y las letras, ya que determinan el destino y al ser.

En este capítulo, nos centraremos en la numerología adaptada al alfabeto latino, ya que el hebreo es más complejo, necesita una dedicación mucho más amplia y conocer la kabbalh.

La ciencia de los números, usa los números del 1 al 9, denominados números principales. A estos se le añaden el 11 y el 22 números capitales o mayores. Normalmente, los números impares son masculinos y activos, mientras que los pares son femeninos y pasivos.

Tabla de correspondencias letras y números

1
2
3
4
5
6
7
8
9
A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N/Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z




A la hora de tomar el nombre, nos encontramos con una dificultad, ya que muchas veces no sabemos si tomar el nombre completo, el nombre de pila, el de registro, el seudónimo. Todos ellos nos aportan datos importantes y significativos, sobre todo en la caso del seudónimo y del nombre de pila.
En nuestro caso usaremos el nombre más usado, por ejemplo si la chica se llama María Esther Perez, pero normalmente la llaman María, usaremos este nombre, en el caso de los nombres de pila lo ignoraremos según el caso o lo usaremos como complemento adicional a nuestra ficha. En caso del seudonimo, tomaremos este nombre a la hora de analizar la personalidad de la persona. Y en el caso de que queramos analizar el nombre completo podemos hacerlo, es elección personal de cada uno.

Veamos nuestro ejemplo

M        A         R         Í          A                     P         E         R         E         Z
4          1          9          9          1                    7          5          9          5          9
 
Podemos hacer de forma opcional, un balance entre los números que se repiten y los que no, quedando unos como dominantes y otros como ausentes.

Diferentes números que podemos analizar:

Número del alma/íntimo/idealidad: la suma de las vocales del nombre exclusivamente. En nuestro caso: 1+9+1=11 (No lo reducimos al tratarse de un número mayor, aunque algunos autores aconsejan reducirlo)

Nos informa sobre la esencia personal, las cualidades y capacidades de esta persona, de sus deseos, sus metas, sus aficiones más íntimas, así como de todo aquello que realmente le desagrada.

Número de proyección/impresión: la suma de las consonantes del nombre exclusivamente. 4+9=13/ 1+3=4
Con este número, es lo que proyectamos hacia la sociedad, lo que perciben los demás de nosotros.

Número de expresión personal: la suma del nombre y el apellido. 4+1+9+9+1+7+5+9+5+9=59/ 5+9=14 /1+4=5
Nos da una idea general sobre la persona.

El número del alma es el 11, María ama enormemente las artes y todo lo relacionado con ellas. Es una persona muy inspiradora tanto como para ella misma como para los demás, y está muy concienciada con los problemas que acontecen al mundo. No soporta los actos superficiales y malvados. En ocasiones puede sentirse incomprendida. Aspira a hacer grandes cosas .

El número de proyección es el 4, los demás ven a María como una persona segura de si misma y con grandes metas. No duda de sus proyectos y los lleva a cabo, cosa que puede obcecarla y no ver sus fallos o que está haciendo mal a la hora de encauzarlos.

El número de expresión personal es el 5, María es una chica muy luchadora y aventurera. Le gusta vivir la vida con mucha ilusión y vivir experiencias de las cuales enriquecerse. En el campo de amor, le gusta una persona que comparta con ella sus mismas pasiones, aunque no le gusta demasiado el compromiso.

Existen otros muchos números que podemos calcular y analizar. También a partir de las letras que componen el nombre podemos conocer si tiene una personalidad, intuitiva, cerebral, etc.

Bibliografía.

“Las Artes Adivinatorias” de Jean-Claude Frère
“Manual de las Artes Adivinatorias. Todos los métodos para predecir el futuro” de Luz Agilar
“El Gran Libro de las Artes Adivinatorias” de Catherine Aubier.

No copies. Derechos de Autor

2 comentarios:

Julio C.M. dijo...

Hola, a ver si me cuentas qué significan mis números:

Número del alma/íntimo/idealidad: 9.

Número de proyección/impresión: 4.

Número de expresión personal: 22+30+35= 87 = 8+7 = 15 = 1+5 = 6.

Gracias ^^

Julio C.M. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.